PATRIMONIO MUSICAL  

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

   

SALUTACION

  • Reverendo Cura Párroco.
  • Estimado Hermano Mayor y Junta de Gobierno de nuestra Venerable Hermandad de Jesús Nazareno, Santa Cruz en Jerusalén, María Santísima de Las Lágrimas y San Juan Evangelista.
  • Grupo Joven.
  • Hermanos Mayores y representantes de cofradías de La Puebla de Cazalla.
  • Hermandades de Gloria.
  • Hermanas Franciscanas del Rebaño de María.
  • Institución Secular de las Cruzadas Evangélicas.
  • Tertulia Cofrade “El Estandarte”.
  • Queridos Familiares, compañeros y amigos.
  • Cofrades todos.

 

AGRADECIMIENTO

Gracias amigo Raúl, por tus palabras de presentación hacia mi persona. Gracias

Raúl es una persona, que como el mismo a dicho, nos conocemos a través de este maravilloso mundo, como es el cante flamenco, y  que puedo decir yo de él que no conozcamos todos los aquí presente, pues su profesión es la de cantaor flamenco, la cual se ha ganado a pulso, que como todos sabemos es un luchador nato, sin que nadie le haya regalado nada a cambio, en esta difícil y complicada tarea, así que te deseo que sigas trabajando en este mundo y que yo te siga acompañando en esos viajes como hasta ahora, y que Nuestras Benditas Imágenes te guíen por la senda del buen camino, tanto a ti como a tu familia. Gracias amigo Raúl

Quisiera tener unas palabras a la memoria para el que fue cura-párroco de nuestro pueblo D. Juan Avalos Andrade, que el día 5 de enero del presente año nos dejaba para siempre después de luchar contra su enfermedad, agradecerle todo lo que hizo durante el tiempo que estuvo con nosotros al frente de nuestra Parroquia, que nuestro Padre Jesús y Mª Stma. de Las Lágrimas lo tenga en sus brazos, Descanse en Paz.

Ante todo quiero felicitar a la nueva Junta de Gobierno encabezada por D. Juan Miguel Correa Vázquez como Hermano Mayor, y agradecer a la Junta saliente dirigida por D. Manuel Martagón Montesinos por el trabajo realizado durante estos años que han estado al frente de esta bendita hermandad. Decirle a la nueva junta que os espera un duro y largo trabajo durante vuestro mandato, y desde aquí os deseo de todo corazón que Nuestro Padre Jesús Nazareno os ilumine por el buen camino y os ayude en esta larga y difícil tarea que os espera, así que felicidades de todo corazón.

Agradecer a la Junta Joven, y a cuyo miembro Luis Lozano por acordarse de mí persona para que yo fuese pregonero este año de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Mª Santísima de Las Lágrimas y San Juan Evangelista y decirles que sigan trabajando y luchando por la difícil tarea que se les ha encomendado porque ustedes y los que vengan después, sois el futuro de esta bendita hermandad, así pues, espero que sigáis trabajando, sin dejar atrás vuestras tareas cotidianas como los estudios o el trabajo, aunque ahora estamos atravesando por unos momentos muy difíciles debido a la crisis que estamos pasando y no os olvidéis de vuestra familia que es lo más importante que tenéis.

El día 1 de octubre del 2013 días de los Santos Remigio y Santa Teresita, vinieron a verme Juan Miguel Correa, Hermano Mayor de nuestra hermandad,  Antonio Miguel Pérez Bermudo y Luis Lozano, miembro de la Junta Joven, para comunicarme que yo había sido elegido para que fuera el pregonero de la hermandad. Al cual le conteste que yo no era ningún catedrático ni nada parecido,  

¿Y qué es lo que habían visto en mi persona? Habiendo muchas más personas cualificadas y más preparadas que yo, la verdad, es que esto se lo dije después al Hermano Mayor que fue quién hablo conmigo y después de algunos pros y contras, él me dijo de que yo también tenía mis recuerdo y vivencias, y la verdad, es que sí, que tengo mi forma y manera de pensar, creer, ver y sentir este maravilloso mundo como es la Semana Santa.

El domingo 6 de octubre le contesté diciéndole que sí, la verdad del porque me decidí, es porque mis hijos me animaron, fue mi Ezequiel quien me dijo:

¡Papá! ¿Tú vas a decir el pregón?

Y le conteste:

Ya veremos, esto es un reto muy grande, ¡ser el pregonero de tu Hermandad!, entonces fue cuando me dijo:

¿Y cuando tu nieta, el día de mañana diga: ¡Mi abuelo fue pregonero de su hermandad!? Pues estas palabras que me dijo mi hijo me conmovieron, acepte y aquí estoy.

Digo mi nieta porque hasta la fecha es la única que tengo, que es mi pequeña Lucía, y en espera de ser abuelo muy pronto por segunda vez, en esta ocasión, de mi hija Rocío, que si dios quiere es otra niña y una nazarena más como su madre, de eso estoy seguro.

Tengo que dar gracias a Dios por haber nacido en el seno de una familia cristiana. También quiero agradecerle por los padres tan maravillosos que me dio, que seguro que los tendrá a su lado, viéndome en el día de hoy ante este difícil reto y como no agradecer a mi mujer, mi compañera, mi amiga, porque ella lo es todo para mí, ella es la que me ha apoyado en todos los momentos buenos y no tan buenos, y darle las gracias por los cuatro hijos que me ha dado, GRACIAS, por todos estos maravillosos años.

Decir que yo he sido y soy una persona que nunca me he metido debajo de unas trabajaderas y por tanto no me he puesto ningún costal, ni faja, ni nada parecido, tampoco me he vestido ni de penitente ni de nazareno, no he puesto ninguna flor en los pasos, ni he limpiado los candelabros ni varales, mi mundo es otra forma de ver la Semana Santa, claro que para ver de esta manera este mundo, otros tienen que estar sacrificados. Yo creo que soy un cofrade de a píe, que es mi forma de ver a Nuestras Benditas Imágenes pasear por las calles de la Puebla, fijarme en los numerosos detalles que hay durante el recorrido de Nuestra Hermandad que no son pocos, como ese nazareno joven que ya  va cansado , los niños acercándose a los nazarenos para que le den cera para hacerse las bolas, esas madres que va acompañando a sus pequeños/as con esa cara de cansancio o el aguaó, esa persona incansable con la cantara pegado al pie del paso, esperando que le pidan agua y todas esas miradas que rodean a una estación de penitencia, en fin, creo que este es el ámbito cofrade que a mí me rodea.

¿Quién no sabe lo de la Semana Santa en nuestra tierra? sus procesiones, su pasión, sus creencias, sus sentimientos, como se vive, como se ve o con la emoción que cada uno lo vive, respetan está nuestra fiesta o Semana Mayor, aún hay muchos y yo el primero que no sabemos entender este maravilloso mundo de la Semana Santa.

Creo que la Semana Santa a parte de sus procesiones, sus pasos, sus penitentes, sus nazarenos, la penitencia y la música es también, olor a incienso, azahar, cera, madera, luz, sonido, murmullos en la calle, sangre, sudor, lágrimas, emoción, cirio apagado o encendido, el vendedor de globos, el del carrito de chuchería, estrenar alguna prendar, siempre hay algo nuevo para estrenar en esta gran Semana de Pasión, cuaresma, miércoles ceniza, quinarios, septenario, novenas, pregones, comidas de hermandades, certámenes de bandas, viernes Dolores y concurso de saeta, sufrimiento, devoción, pena en un cante por Saeta, todo esto es también el portal hacia la Semana Mayor de nuestro pueblo, así es como yo lo creo y veo.

PADRE NUESTRO NAZARENO

 

PADRE NUESTRO NAZARENO

QUE SIEMPRE ESTÁS EN EL CIELO

 

Y HOY ESTAS, JUNTO A MÍ,

BAJO EL PESO DE LA CRUZ

Y EL BRILLO DE LOS LUCEROS

SANTIFICADO SEA TU NOMBRE,

 

SIEMPRE, JESUS NAZARENO

Y, CON TU PAZ Y PERDÓN,

LLEGUES A NOSOTROS TU REINO

 

HÁGASE, POR TU TIEMPO,

EN LA TIERRA Y EN EL CIELO

TU DIVINA VOLUNTAD,

JESÚS SUFRIENTE Y SERENO

 

PERDONA, SEÑOR A TODOS,

HAZ QUE TODOS PERDONEMOS

AMPARA A LOS PENITENTES,

MIRA A TUS PIES A TU PUEBLO

QUE, A PESAR DE SUS PECADOS, A TI TE SIGUE RECURRIENDO.

 

 

No Digas “PADRE” si cada día no te comportas como hijo

No Digas “NUESTRO” si vives aislado de tu egoísmo

No Digas “QUE ESTÁ EN EL CIELO” si solos piensas en las cosas terrenas

No Digas “SANTIFICADO SEA TU NOMBRE” si lo invoca con tus labios, pero tu corazón está alejado de el

No Digas “VENGA TU REINO” si lo confundes con el éxito material

No Digas “HÁGASE TU VOLUNTAD” si no lo acepta cuando es dolorosa

No Digas “EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA” si no te preocupas por la gente que tiene hambre

No Digas “PERDONA NUESTRAS OFENSAS” si no guarda rencor a tus hermanos

No Digas “NO, NOS DEJE CAER EN LA TENTACIÓN” si no evita las ocasiones del pecado

No Digas “LIBRANOS DEL MAL” si no tomas partido contra el mal

No Digas “AMEN” si no has tomados en serio las palabras del Padre Nuestro.

Y aquí estoy ante este reto tan difícil, lo único que le pido a Ntro. Padre Jesús es que no me abandone en este día tan importante para mí. El cual os quiero contar o decir a mi forma y manera de pensar, creer, ver y sentir la Semana Santa en esté humilde Pregón.

Este pregón coincide con el 1º  que realizó la Hermandad el 9 de marzo del año 2003, en la voz de D. Manuel Martín Alcázar, al cual le puso un gran sentimiento, que nos trasmitió a los allí presente. 

-   Semana Santa, olor a incienso, amor cofrade, penitente, nazareno y penitencia.

-   Semana Santa, dolor del alma, pasión de Dios, Cristo habla

-   Semana Santa, pecado humano, perdón de Dios, oración del cristiano

-   Semana Santa, pasión, muerte y resurrección de Jesús

¿Hay una penitencia mejor cumplida que ver desde la piel de un anónimo antifaz, como en el siglo XXI, aún existen algún Judas, Pilatos y romanos que maltratan y dudan de Cristo?, recordemos que no somos catequesis plásticas y no estamos para educar al educado, si no que estamos para instruir al rebelde, al perdido, al desamparado y por qué no decirlo, al incrédulo que desconoce la existencia de Dios ¿Quién dijo que ser cofrade fuera fácil?

La palabra cofrade lleva implícita la “C” de CRISTO, porque es nuestro icono indiscutible e irremplazable, la “O” de OMNIPRESENTE, porque aunque nos sea humanamente imposible dividirnos, debemos intentar por todos los medios estar representados en todos los sectores de la sociedad, la “F” de esa FE inmortal que nos hace respirar cada día en este año de

Gracia, la “R” de REINA, porque como decía San Bernardo si llegamos a Jesús es siempre de la mano de la Reina del Cielo, María Santísima, la “A” de A MOR, porque no somos cofrades, si no somos amadores de nuestros amigos y enemigos, la “D” de DIOS, porque no debemos olvidar que Jesús es Dios y de Dios brota la palabra “E”, del ESPIRITU SANTO.

Ser cofrade es en definitiva, complicarse la vida a la vez que llenarla de contenido y significado.

En Andalucía tenemos la suerte de disfrutar haciendo penitencia, por eso que ganamos, pero debemos saber para que salimos y con qué sentido lo hacemos.

 

Esto de ser cofrade, me viene desde que era un niño, no sé él cómo ni él porque, pero me gustaba todo lo relacionado con el mundo de la Semana Santa, recuerdo como en mi casa, mis padres eran personas que la veían de otra forma, pero eso sí, las tradiciones las llevaban a cabo.

Me acuerdo como llegando la cuaresma y acercándose a la Semana de Pasión, como mi madre y mi abuela se ponían hacer los dulces típicos de la Semana Santa, todavía recuerdo ese olor a los entornados, magdalenas, tortas de bizcochos, las torrijas o los típicos bizcochos a estilo marchenero, que mi madre y mi abuela cuando lo hacían y lo llevaban a la panadería que había en la Calle Sevilla y yo con gran ilusión la acompañaba.

 

Me acuerdo como ellos iban un ratito para ver la procesión de Ntro. Padre Jesús y de su Madre Ntra. Sra. De Las Lágrimas, así es como yo recuerdo aquellos años de antaño en mi casa.

Y como no acordarme de aquellos Domingos de Ramos, cuando iba a ver de salir a la Borriquita, que apenas había Juventud viendo de salir la procesión, sería los tiempos o la forma de pensar de aquellos jóvenes. Hoy en día los jóvenes se van metiendo más de lleno en la Semana Santa.

Cuando más vivía yo la Semana Santa, era el Jueves Santo por la tarde cuando mis dos grandes amigos de la infancia, mi compadre Petaca y mi pariente Valderrama, se vestían de su hermandad, la Hermandad del Cristo de la Vera Cruz, y yo los acompañaba en todo su recorrido, con gran ilusión.

Fue uno de esos Jueves Santos cuando se encerró el Cristo, que me quede toda la noche sin dormir, pues cuando iba de recogida para mi casa me encontré con un amigo, no recuerdo su nombre, vestido con su túnica morada, dispuesto hacer su estación de penitencia, y yo lo acompañé en su estación, esa fue la primera vez que yo vi la salida de Ntro. Padre Jesús.

 

Por aquel entonces yo tendría unos once o doce años.

 

Cuando cumplí los dieciséis años por circunstancia de la vida, me tuve que ir a trabajar al igual que muchos moriscos a Ibiza, fue entonces cuando deje de ver la Semana Santa por un tiempo, aunque estando allí, el primer año que llegue me fui con algunos amigos a ver las procesiones de allí, la cual no tenía nada que ver con mi Semana Santa, y era cuando más nostalgia sentía yo al estar tan lejos de mi tierra.

¿Cómo entre yo en el mundo de la Saeta?, no lo sé muy bien, esto es una espina que tenía clavada, pues tenía muchas ganas de cantarle una Saeta a Ntro. Padre Jesús. Entre una cosa y otra no me atrevía a ponerme delante del paso para así cantarle una Saeta, ya que me faltaba el valor suficiente, aquel que yo no tenía, y cuando pasaba el Viernes Santo siempre me decía lo mismo, el año que viene le canto, y así un año tras otro.

Fue entonces cuando entre en el Coro Sagrado Corazón, cuando me arme de valor y me atreví a cantarle ese año en la Calle Santa Ana en el año 1991, en casa de José “El Peluca” como cariñosamente se le conoce, que no veas como me temblaban las piernas y todo el cuerpo, pero esa espina que yo tenía clavada por fin me atreví a sacarla.

Antes de ponerme enfrente de Ntro. Padre Jesús para cantarle, rompí el hielo en el potaje de la Borriquita que se realizó en la Caseta del Casino Artesano o el Miércoles Santo en el Hogar del Pensionista de aquel mismo año.

Estando en el Coro del Sagrado Corazón, fue cuando se estrenó la marcha dedicada a la Virgen de Las Lágrimas, que precisamente el coro junto con la banda de música cantó la marcha y al terminar la Junta de Gobierno de aquel entonces, tuvo el detalle de entregar a todos los componentes del coro la medalla correspondiente de la hermandad, lo cual me siento muy agradecido y la conservo con mucho cariño, puesto que la tengo siempre colgada en el cabecero de mi cama, al ladito mía, así la tengo junto a mi todos los días del año.

Cuando formaba parte del Coro, entre todos los componentes decidimos de hacerle entrega a la hermandad para su posterior colocación en el paso nuevo que se había realizado para Ntro. Padre Jesús Nazareno, la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, el cual me sentí muy orgulloso, pues fuer un detalle muy bonito por parte de todos los componentes del coro, el cual lo recordaré el resto de mi vida.

Un año más llegó la ansiada cuaresma, es una de las fechas que se vive en mi casa con mucha ilusión, pues ya va quedando menos para la tan esperada Semana Santa.

Como no recordar aquellos viernes de cuaresma con Manolo “Macoco” y yo, cuando íbamos a la casa hermandad del Cristo, a escuchar aquellas tertulias o conferencias entorno a la Semana Santa.

Cuando terminaban las tertulias nos metíamos para dentro donde se encontraba el bar y allí seguíamos con más tertulia con mis amigos José “El Cuchi”, Julio, Juan Carlos Tienda y como no, surgía la saeta y nos daban altas horas de la noche entre charlas y cante por saetas, y asín hasta que nos metíamos en el Miércoles Santo, creo recordar que nos reuníamos todos los viernes casi las mismas personas y por estas fechas ya se encontraba aquí mi amigo Jesuli “El Peine”. Como todos sabemos que para estos días siempre que puede viene desde Ibiza a ver nuestra Semana Santa y como no, a Ntro. Padre Jesús Nazareno.

Fue un martes santo, viendo a la Hermandad de San Benito que íbamos con Manolo Limones “hijo”, y estando viendo de pasar la cofradía del Cerro por el Prado de San Sebastián, Manolo me pregunto:

¿Qué tu cómo tienes la voz?, que tengo un sitio inmejorable para cantarle una saeta a San Benito, y efectivamente, el sitio no podía ser mejor, en la Cuesta del Rosario, en el piso de su tía, hermana de su padre. Yo creo que estas vivencias o buenos ratos a mí no se me olvidan.

Me acuerdo como mí mujer, cuando llegaba el Miércoles Santo se ponía a plancharle la túnica de nazarena a mi hija Inma, pues fue la primera que realizo su estación de penitencia en mi casa con Ntro. Padre Jesús Nazareno, no vea el orgullo que sentía al ver a mi hija por primera vez con la túnica de nazarena, después continuó con mi Rocío, la cual aún se sigue vistiendo.

Ahora a los que le plancha la túnica y él costal son a mi Macarena y mi Ezequiel, ella nazarena de Ntro. Padre Jesús y él es costalero del paso de Mª Stma. de La Paz, y del que me siento muy orgulloso.

Pero me gustaría también que algún día, mi niño me dijera:

¡PAPA YA SOY COSTALERO DE NTRO PADRE JESÚS!, claro está respetando en el paso del cual hoy es costalero.

Me cuerdo como el día 9 de noviembre del 2002, cuando le impusieron la medalla de la villa al Paso de Ntro. Padre Jesús, por aquel entonces mis dos hijas mayores formaban parte del grupo joven de la hermandad, y tanto ellas como todos los chavales que habían en el grupo, hicieron una alfombra de serrín pintado con el escudo de la hermandad en el centro de la Plaza del Ayuntamiento, para que cuando el paso llegara a la plaza pasara por lo alto de la alfombra, que con gran ilusión hicieron todos ellos, o como cuando le regalaron la rosa de pasión a Ntra. Sra. Mª Stma de las Lágrimas, ya digo que son unos momentos que no olvidaré y de los cuales me siento muy orgulloso de que mis hijas, hayan pertenecido al grupo joven.

Fue en el año 2006, cuando por primera vez mi hijo le canto a Ntro. Padre Jesús, fue en el balcón del piso de Loli y Juan, hija de Antonio González y Loli, ese día me sentí enormemente satisfecho de ver como mi hijo le cantaba su primera saeta a nuestro Padre Jesús, recuerdo, cuando terminó de cantarle ni Antonio ni yo fuimos capaces de cantarle después Ntro Señor, de la emoción que sentimos los dos al escuchar a mi hijo de cantar, recuerdo que la letra era de nuestro amigo Salvador Cabello y decía así:

 

EN TU PASOS SE ADIVINA

QUE YA NO PÚE CON LA CRUZ

Y ESA CORONA DE ESPINA

ESTÁ DEJANDO SIN LUZ

A TU CARITA DIVINA

SAETA CANTADA

MIRARLO DULCE Y SERENO

AL MEJOR DE LOS NACIO

AL QUE LOS HOMBRES LE DIERON

MARTIRIO DE ESCALOFRIO

SIENDO TAN SANTO Y TAN BUENO

Otro de los años que recordaré toda mi vida, fue en el año 2008 cuando lleve con orgullo junto a mi familia, el estandarte de mi hermandad, pues ya llevaba varios años esperando para poder llevarlo con mi familia.

No olvidaré el año 2012 cuando mi primera nietecita Lucía con tan solo cuatro meses de vida, se vistió por primera vez de hebrea el Domingo de Ramos, fue un Domingo de Ramos muy diferente y especial para mí, al ver como tu nietecita desde muy pequeña se le está inculcando el mundo cofrade, y como olvidar el Viernes Santo de ese mismo año cuando a las ocho de la mañana se presentó mi hija con mi nietecita vestida con su túnica de nazarena en mi casa.

El año pasado ya mi pequeña Lucia tenía un añito y medio y a las ocho o nueve de la mañana no recuerdo muy bien la hora, iba vestida de nazarena con su cestita para incorporarse en la fila de la mano de su tía Macarena, para realizar su estación de penitencia como una nazarena más.

Y llegó la semana tan esperada por todos los moriscos, que nosotros los cofrades, la vivimos de diferente manera, pues para nosotros la Semana Santa empieza el Viernes de Dolores, con la salida de Ntra. Sra. De Los Dolores a las siete y media de la mañana con el Rosario de la Aurora, camino de la Parroquia donde se oficia la misa y permanece allí hasta la tarde para regresar de nuevo al convento.

El Evangelio del Domingo de Ramos nos refiere a la Triunfal entrada de Jesús en Jerusalén montado en una borriquilla y una enorme multitud le acompañaba llena de entusiasmo y alegría con mantos de ramas de olivos y gritaban de felicidad diciendo:

BENDITO EL QUE VIENE EN NOMBRE DE SEÑOR.

Imitando a la gente y niños de entonces, confesemos nuestra fe vitoreando sin miedo al Señor.

Jesús al dirigirse al pueblo de Jerusalén, anuncio claramente a sus apóstoles su próxima Pasión, Muerte y Resurrección.

¡SEÑOR!, haz que yo vea siempre el camino de la virtud y la vida eterna y que como el ciego de Jericó, te bendiga por los grandes beneficios que me has concedido.

Domingo de Ramos, seis de la tarde, la Plaza Vieja se encuentra a rebosar de gente, esperando que se abran las puertas para ver salir a la   Borriquita como cariñosamente la llamamos los moriscos, se abren las puertas de la parroquia y vemos como ya va saliendo la cruz de guía y una multitud de niños/as vestidos de hebreos que en sus manos portan ramitas de olivo, ya se ve cómo se asoma el paso de Ntro. Padre Jesús en su triunfal entrada en Jerusalén, dispuesto a realizar su estación de penitencia, para poder bendecir con su presencia a todos los moriscos allí presentes, detrás lo hace su madre María Stma. De La Paz.

Y uno de los momentos que más me gustan es el paso de la cofradía por la Plaza del Convento, al ver como sus costaleros lo mecen y hacen sus reverencias a las benditas imágenes que allí esperan para realizar su estación de penitencia en los próximos días.

Llegamos al Martes Santo, desde hace unos años sale en procesión por las calles de nuestro pueblo Ntro. Padre Jesús “EL CAUTIVO”, es una forma diferente de vivir la Semana Santa para mí, pues como todos sabemos no sale en paso y ni va acompañado de una agrupación musical, si no que va en andas o en parihuelas y acompañado de cantos religiosos y cante por Saeta, la cual se le canta en cada estación. Donde mí hijo y yo le hemos cantado en su recorrido algunos años.

Jueves Santo por la mañana, desde que uno se despierta, la mente la tiene fija en el Convento para ir a ver los pasos cómo están quedando ya con los últimos retoques, lo primero que hago cuando llego al Convento es ver el paso del Cristo de la Vera-Cruz y el de su madre Ntra. Sra. del Mayor Dolor en su Soledad, después el paso del Stmo. Cristo de las Aguas y Ntra. Sra. De los Dolores y por último el de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Sra. Mª Stma. De Las Lágrimas, después de estar un tiempo contemplando a las distintas imágenes en sus pasos, me voy por detrás del paso de Jesús y me gusta ver sus capillitas o altares que lleva el paso a los lados y me paro en la capillita que se encuentra la imagen del Sagrado Corazón, porque de una forma u otra participe en la donación que se le hizo estando en el coro. Todo esto es a primera hora de la mañana sobre las diez y media u once, siempre me gusta hacerlo solo, más tarde, nos juntamos los amigos y vuelvo de nuevo al convento a visitar las imágenes, ya sobre las  doce y media  o una nos dirigimos a la casa hermandad que está repleta de gente, hasta que llega la hora en la que cada uno nos vamos a nuestras casas para prepararnos para volver a la Plaza del Convento para ver de salir a la cofradía del Cristo de la  Vera Cruz, que es cuando uno se va metiendo en la madrugá, con los nervios y el cosquilleo metidos por todo el cuerpo para ver a Ntro. Padre Jesús Nazareno, estos son mis momentos cofrades que para mí no hay otro igual.

Estando aún la casa antigua de la hermandad, un buen día Juan Alfaro me vio, y me dijo que si no era ninguna molestia para mí el realizar la comida que se hacía y se sigue haciendo aun actualmente en la casa hermandad los Jueves Santos al mediodía, a lo que yo le conteste que no era ninguna molestia, y estuve varios años haciéndola, ¡qué buenos ratos y momentos vividos!, los cuales no se me pueden olvidar.

Son las nueve de la noche y nos encontramos en la plazoleta a la espera de que se abran las puertas del convento para ver salir al Stmo. Cristo de la Vera Cruz y Mª Stma. Del Mayor Dolor en su Soledad.

Ya una vez que la cofradía está realizando su estación de penitencia antes de acompañarla, en su recorrido por las calles de nuestro pueblo, me dispongo a entrar de nuevo en el convento para ver a nuestras benditas imágenes, antes de salir a la calle en procesión para rezarles y pedirle que todo salga bien en su estación de penitencia.

Algunos Jueves Santo, me he dirigido con mi mujer a la casa de Joaquín Barrera, para esperar el paso de la cofradía del Cristo pasar por su casa, donde he cantado saetas varias veces junto a mi amigo Antonio González, Raúl aquí presente o incluso el cantaor flamenco Fernando Terremoto “Hijo”, el cual ya no se encuentra entre nosotros .

Viernes Santo por la tarde, ya nuestra Semana Santa está llegando a su fin, son las ocho de la tarde cuando me encuentro de nuevo en la Plaza del Convento para ver la salida de la última cofradía que pone el broche a una semana llena de pasos por las calles de nuestro pueblo. Se abren las puertas del Convento y se ve como a lo lejos va asomando el paso del Stmo. Cristo de las Aguas, que poco a poco se acerca al dintel de la puerta para realizar su estación de penitencia. Pocos minutos después lo hace su madre Nuestra Señora de los Dolores, para acompañar a su hijo. Otro de los momentos que no olvidaré, fue cuando mi amigo Antonio González y yo le cantamos a la Virgen de los Dolores a su paso por la Plaza del Ayuntamiento en el balcón Lucía Sánchez.

Ya de camino a su casa, la puebla se encuentra en silencio y sin luz, la única luz que alumbra el recorrido de la cofradía es la de los faroles del paso del Stmo Cristo y la candelaria del paso de la virgen o los cirios de los nazarenos, y el silencio en el que se envuelve la puebla solo lo rompe la voz de una saeta.

SAETA CANTADA

CUANDO LA VIRGEN SINTIO

LOS TRES GOLPE DE MARTILLO

A SAN JUAN LE PREGUNTO

QUE A DONDE ESTABA SU HIJO

Y SAN JUAN LE SEÑALO

Y llegó el momento tan esperado para mí y mi familia “MI MADRUGA”, son las cinco y media de la madruga cuando mi mujer y yo vamos camino del convento para ver de salir a nuestras benditas imágenes.

Son las seis de la mañana cuando esas puertas del convento empiezan abrirse y al fondo se ve cómo se va acercando la cruz de guía y una fila llena de nazarenos, poco a poco veo cómo se asoma a paso lento Nuestro Padre Jesús y como la plaza se funde en un profundo silencio en el que solo se escucha la voz del capataz, dándole ánimo y fuerza a esos costaleros,

¡ESE COSTERO MÁS ABAJO! ¡VAMOS MIS VALIENTES, QUE YA ESTA EL REY DE LA PUEBLA EN LA CALLE!, y el silencio que había se rompe con el aplauso de los allí presentes.

Seis y media de la mañana y el paso de Ntro. Padre Jesús se va alejando entre marchas por las calles de La Puebla, para dar paso a su madre Mª Stma. de Las Lágrimas siempre acompañada por San Juan Evangelista. Ya se ve desde la plaza como viene con paso firme y lento, donde solo se escucha el pisar de sus costaleros y una voz que dice, ESE COSTERO DERECHO MÁS ABAJO, MÁS ABAJO, SILENCIO, VAMOS ESA CUADRILLA BUENA DE COSTALEROS, ya está el paso de nuestra señora en la puerta y al son de su marcha la mesen sus costaleros.

EL AIRE DE NUEVO SUSPIRA

ENTRE NARANJO EN FLOR

PORQUE LA PLAZA DEL CONVENTO

SACA TODO SU ESPLENDOR

AÑOS DE SUEÑOS COFRADES

GLORIA BENDITA DE TU PUEBLA

REINA DE LA MADRUGÁ

MANANTIAL DE AGUA CLARA

DE ESE CAUCE TAN JUNCAL

LLEVAS LA LUZ EN TUS OJOS

EN TUS MANOS BONDAD

EN TU PECHO MALHERIDO

TE HAN CLAVADO UN PUÑAL

 

Y COMO NO QUIERO QUE LLORES TE HE TRAIDO MI CANTAR

CON MUSICA DE CAMPANILLEROS Y EL MEJOR CAPATAZ

QUE TE LLEVA POR LAS CALLES

DE TU PUEBLO Y POR ESO

POR SAETAS TE CANTARAN

REINA DEL FIRMAMENTO

GUBIADA POR QUEROBINES

EN LAS ARITAS DEL TIEMPO

NIÑA MADRE DOLOROSA

DEL CONVENTO LA MEJOR ROSA

LUZ QUE ALIVIAS MIS TORMENTOS

SUEÑOS DE MIS PRIMAVERAS

Y EN LA CRUZ PURO SILENCIO

LA PUEBLA TRAE REGALOS

CON LA MUSICA DE SUS VIENTOS

TE TRAE EL AROMA DEL AZAHAR

BLANCURA DE PAZ SEÑORA

LA PUEBLA POR SER PUEBLA

TE TRAE TODO SU AROMA

REGALA MUCHAS ROSAS

TE TRAE TODA SU GLORIA Y DEBAJO DE ESE PALIO

 

QUE HERMOSA VA SEÑORA

Y DEL CONVENTO HA SALIDO

LA VIRGEN MÁS HERMOSA

 

PARA QUE PASE LA FLOR DE LAS FLORES

Y DEL ROSAL LA MEJOR ROSA

Y LA PUEBLA TE HA PUESTO LA LUNA

Y LA PLAZOLETA SU MEJOR FORJA

PARA QUE LA REINA DE LA MAÑANA

NIÑA, MADRE Y SEÑORA

PASEE POR SUS CALLES

DEL JARDÍN LA MÁS BELLA DE LAS ROSAS

Ya una vez que han salido nuestras benditas imágenes,  mi amigo Antonio González “MAESTRO” como cariñosamente yo le llamo, casi todos los Viernes Santo y de esto hace ya unos añitos le cantábamos a nuestra benditas imágenes y lo hacíamos en la calle Sevilla, en casa de Manolo Limones.

 

Los nervios estaban a flor de piel, cuando nos asomábamos a la puerta para ver si se veía el paso de venir, el que se asomaba le decía al otro, ¡EA YA LO TENEMOS AQUÍ! ¡YA NO HAY VUELTA ATRÁS! , y los nervios iban aumentando por milésimas de segundo, vaya temblar el que le entraba a uno por todo el cuerpo, y las piernas parecían dos flanes de lo que nos temblaban.

La verdad es que el orden daba igual, lo que importaba era cantarle, cuando cantábamos la primera saeta, ya que Jesús iba camino a la guardería, donde allí lo esperaban los abuelos, nosotros, hacíamos unos comentarios ¡OJU CHIQUILLO QUE RATO MAS MALO SE PASA, SIEMPRE NOS PASA IGUAL CUANDO LE CANTAMOS A NTRO PADRE JESÚS!

¿QUE TENDRÁ NUESTRO PADRE QUE NOS PONEMOS TAN NERVIOSO?, pero después venía la virgen y la verdad es que ya uno estaba mucho más tranquilo y relajado, y al terminar pues el clásico comentario ¡EA PORQUE A JESÚS NO LE CANTAMOS IGUAL DE TRANQUILO QUE A LA VIRGEN!

Nos decíamos Antonio y yo, otros años si mal no recuerdo, fue en casa de Joaquín donde también le hemos cantado a Ntra. Benditas Imágenes.

Para el silencio de Dios al que Herodes tomó por loco, un loco de amor por los hombres.

¡Dicen Señor que estás loco!

Y por eso te callas con el desprecio más cruel con burlas y risotadas

Herodes quiso probarte

Quiso ver si confesabas

Que eras el Hijo de Dios

El Mesías que esperaban

Y ante, tanto desvarío

Tú Señor, silencio guardas

¡Que divina paradoja

Que siendo tú, la palabra

Ante tan maña insolencia No digas nada, te callas!

 

Pero al mirarte Jesús

Yo sé muy bien que me hablas

Como hablas a quién busca

El calor de tu mirada

Tú me hablas con tus ojos

Y con tus manos atadas

Con el perdón de tu gesto

Con tu figura encorvada

Presagio de aquel madero

Pesado que te cargaran

Sobres tus hombros divinos

Hasta doblarte la espalda

Me hablas con el rumor

Que producen tus pisadas

Con la música solemne

Que anticipa tu llegada

Y con el sol que se esconde

 

Y con la luna de plata

Que te presta sus reflejos

Y se asoma cuando pasas

Me hablas con tu silencio

Y con tu túnica morada

Que dicen que la locura

Viste de morado la madrugada

¡Dicen Señor que estás loco, Y que por eso te callas!

Pero Señor ¿Qué me dices?

¿De qué Reino tú me hablas?

Y en el silencio más hondoç

Que solo habita en el alma

Me hablas de aquel sermón

 

Que explicaste en la montaña Y me hablas de la cruz

Y del tormento que aguardas

Del mandamiento nuevo

De un amor que nunca falla

Y de aquel perdón del Padre

Que al hijo siempre aguardas

 

Asomado al horizonte,

Esperando su llegada

Hoy eres tú, quien se asoma

 

A la proa de tu barca

Para enseñar a la Puebla Que en silencio habla

No hay locura más hermosa

 

Que la de hablar sin palabras Cuando esta son semillas

Que florecen donde acampan

Como aquellas azucenas

Que nacen junto a tu casa

 

En aquel jardín del cielo

Que tus ángeles sembraran

 

Para repartir el fruto

Del consuelo y la esperanza

No fue un sueño que es verdad

Que el Señor a mí me hablaba

Desde el silencio más hondo

En el fondo de mi alma

Que yo lo oí, una tarde

Cuando salió de su casa

Escoltado por sus hijos

También con túnicas moradas

Con una cruz en el pecho

Son hijos de las Lágrimas

Y del silencio que habla

Desde la proa de su paso

En la madruga más soñada Sobre el rio de sus calles

 

Sobre el agua de tus plazas

Tras una cruz de madera

Con candelabros de plata

Hay calles que te marcan durante el recorrido de nuestras imágenes, pues como no, esa esquina del pollo con calle Sevilla, yo que vivía al lado de Benítez, cuando pasaba el paso de Jesús y de Mª Stma de Las Lágrimas, es un sentimiento muy grande y profundo el que sentía y que sigo sintiendo, cada vez que pasa por allí, porque trae recuerdo de mi niñez el cual lo llevo grabado para el resto de mi vida y en la pensión de Orellana de entonces, cuando se escuchaba una bonita saeta en la voz de una mujer cantándole a Jesús, decían que era la Puchera, claro que yo como niño por aquellos entonces no sabía quién era, si era la madre de Eva la mujer de José Antonio Pozo o su tía Lola que cantaba muy bien, la verdad que aquellos momentos eran maravillosos para mí e imborrable.

Otro momento inolvidable fue en la calle Nueva, en el balcón de Maera, aquellas saetas que cantaban el Catato y su hermana Catati, ya digo que son unos Viernes Santo que para mí se han quedado  marcado para siempre, porque la Semana Santa va relacionada con el mundo de la saeta al cual soy bastante aficionado.

Me acuerdo como en el año 2011, nos quedamos sin poder realizar la estación de penitencia por culpa del tiempo, porque al igual que todos los años, cuando iba dirección al Convento me acuerdo como me tuve que resguardar en la Plaza de Andalucía de lo que llovía, allí estaba mi amigo Balta y el primer comentario que hicimos fue, ¡EA YA NO REALIZA NTRO PADRE JESUS ESTACIÓN DE PENITENCIA!, y así fue.

Entonces yo volví para mi casa, muy triste y apenado, cuando clareo me fui con mi señora al convento, el cual estaba a rebosar, repleto o lleno de gente, todos muy apenados con lágrimas en los ojos y caras de tristeza, apenas me armé de valor y le dije a mi mujer, le voy a cantar un par de  saeta, recuerdo que había un grupito de gente junto al paso de la virgen de las Lágrimas y estaba Miguel Guerrero o Miguelito Guerra como cariñosamente se le dice y le pregunte:

¿MIGUEL AQUÍ SE LE PUEDE CANTAR?

Y me digo:

CLARO QUE SI

Yo no quería atreverme sin antes preguntar, pues como veía tanta pena no quería  yo salir de improvisto, y cuando empecé a  con la primera saeta Miguel cogió su móvil y llamó a Jesuli “El Peine” que ese año no pudo venir  de Ibiza para ver la Semana Santa y mientras yo cantaba, Jesuli  a través del móvil estaba escuchando.

Ya se va acercando la hora en que nuestras benditas imágenes terminan su estación de penitencia, que pena me entra al ver cómo se va acercando a la Plaza del Convento, la cual está como siempre repleta de gente para despedirlos hasta el año que viene. 

YA QUEDA POCO

EL AZAHAR FLORECE BUSCANDO

EL CIELO AZUL QUE BESA

LA TORRE DEL CONVENTO

LAS CALLES BUSCAN LOS SONES

DE UNA MARCHA QUE DORMIDA SE QUEDÓ

EL COSTALERO QUIERE SENTIR LA PASIÓN

BAJO SUS TRABAJADERAS

LA MADRE PLANCHA LA TÚNICA

DE LA FÉ DE SUS MAYORES

EL BALCÓN QUIERE REZAR POR SAETA

Y LA PUEBLA SE PREPARA OTRO AÑO MÁS

PARA VIVIR EL SENTIMIENTO

MÁS CERCANO A SU SEMANA SANTA

QUIERO SER TU COSTALERO

TU NAZARENO Y TU CAPATAZ

LA SEMBLANZA MÁS PURA

TU SAETA MÁS DESGARRADORA

Y QUIERO SER MORISCO

CON AIRE DE AZAHAR

QUIERO SENTIRTE SEMANA SANTA

Y VIVIR EN TU MORADA ETERNAMENTE

Y PARA EL QUE ESTÁ ENFERMO

Y NO PUEDE VENIR

AL QUE ESTÁ FUERA

PERO PIENSA EN TI

SUEÑA CON ESA MADRUGA

Y CRUZA EL UMBRAL DE LA PUERTA

DEL CONVENTO Y TU ALLÍ ESTARÁS

SIENTE QUE TE ESTA ACERCANDO

PARA PEDIRLE POR LOS TUYOS

Y UNA ORACIÓN REZÁ

GRACIAS SEÑOR POR DARME ESTA FAMILIA

Y QUE NTRO PADRE JESUS

Y Mª STMA DE LAS LÁGRIMAS

SIEMPRE NOS GUIE POR EL BUEN CAMINO

Y QUE LA VIRGEN CON SU MANTO

NOS CUBRA SIEMPRE

QUE NOS ALEJE DE TODO MAL Y PELIGRO

Y QUE NOS ACERQUE MÁS

AL CORAZÓN DE JESÚS GRACIAS POR LA FAMILIA QUE TENGO ¡SEÑOR!

 

¡HE DICHO!

   
© 2013 Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Todos los derechos reservados.